Constanza Azzolina – XSTEM

Se estima que gran parte de los trabajos del futuro aún no han sido creados. Si bien no sabemos del todo cuáles serán, si que requerirán habilidades como la creatividad, iniciativa, adaptabilidad y familiaridad con entornos cambiantes y tecnológicos, para navegar escenarios cada vez más complejos. Las personas deberán no solo analizar problemas sin tener demasiada ayuda e información, sino comunicar lo que han descubierto a otros, traspasando fronteras culturales, lingüísticas, geográficas y generacionales.

Ustedes dirán, ¿Qué tiene esto que ver con STEM? ¡Todo! porque la educación STEM de calidad, apunta a desarrollar esas habilidades, en un ambiente educativo que forma a los ciudadanos de un futuro que ya estamos viendo.

STEM es una sigla que incluye a Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemática. No es nueva, pero en los últimos 30 años se ha fortalecido el debate sobre la educación STEM[1] y se han empezado a probar prácticas educativas cuya eficacia que se siguen explorando.

La educación STEM

La educación STEM involucra, tanto el aprendizaje de cada disciplina, como su integración o vinculación (que no se da siempre, pero es deseable siempre que sea significativa), en abordajes activos y bien diseñados. El debate sobre la integración incluye cuánto debemos integrar de disciplinas (dos, o las cuatro, por ejemplo) y si esta integración es inter o transdisciplinaria. También analiza su vinculación con los problemas del mundo, o las grandes ideas, prácticas y habilidades STEM[2]. La matemática es la base del resto, el fundamento. Pero esto no significa que deba abordarse superficialmente, o que pierda especificidad en el trabajo de integración. La aproximación científica a los fenómenos del mundo, además de la especificidad curricular, permite desarrollar habilidades como hacerse preguntas, buscar respuestas de modo vivencial, generar evidencia, y construir nuevo conocimiento. La ingeniería es el área menos explorada en la educación infantil, y sumamente interesante y necesaria. Esta aporta el desafío de diseñar, prototipar, maquetar, y ensayar soluciones ante problemas reales. La tecnología, hoy tan asociada a la programación, robótica o el pensamiento computacional, es esencial dentro de la sigla STEM también en otro sentido: suma recursos, herramientas, aplicaciones, que nos permiten optimizar procesos, manejar datos, generar información útil para tomar decisiones, y comunicar ideas o hallazgos. Todo esto se integra en la educación STEM, e implica una gran complejidad, para la cual todos y todas, tanto educadores como profesionales STEM y padres y madres, debemos prepararnos, para estar listos para apoyar a las generaciones más jóvenes.

Hoy las escuelas y los espacios de educación no formal tienen una responsabilidad fundamental en alfabetizar a los futuros ciudadanos y ciudadanas del mundo en STEM. De esto depende que puedan participar de un mundo complejo e hiper tecnológico, en el cual tomen decisiones activamente[3].

Ustedes, sobre todo los y las educadoras, deben preguntarse, pero… ¿Cómo llevo todo esto al aula o a mis espacios educativos? Algunas estrategias, que simplifico -aprendizaje explícito y activo,- son:

Estos abordajes muchas veces son complementarios en la educación STEM. Sobre todos los activos, requieren de trabajo colaborativo, y de la integración de personas que tradicionalmente no participan del espacio educativo, como los vecinos del barrio o una científica invitada. El alcance de cada proyecto final puede quedar en el boceto, el maquetado, la elaboración de modelos, o puede ejecutarse (por ejemplo, una aplicación para reportar temas de seguridad en el barrio, que entra en funcionamiento). Es recomendable respetar los lineamientos, la forma de conocer y de operar de las disciplinas que involucremos, para no caer en un trabajo superficial o de manualidades.

El ambiente, el enfoque, las mentalidades

Los abordajes como los que vimos más arriba deben complementarse con la generación de un ambiente educativo seguro, a nivel físico y psicológico. Este tipo de espacios fomentan el desarrollo de habilidades socioemocionales, como la confianza en sí mismo, la autopercepción, la sensación de autoeficacia. El clima seguro propicia la autonomía a través de la exploración segura, dirigida por él o la estudiante y permite cimentar habilidades claves del Siglo XXI, que no pueden dejarse fuera del proceso educativo STEM[7] .

Otro elemento además del ambiente seguro, es que el enfoque de la educación STEM debe ser integral: apuntar a un desarrollo equilibrado del cuerpo, la mente y las emociones. Un abordaje integral nos asegura que los chicos y chicas se están formando en las áreas claves para su desarrollo[9].

El tercer elemento a tener en cuenta es la generación de una predisposición mental favorable al aprendizaje, como la mentalidad de crecimiento[10]. Esta permite pensar que no tenemos características fijas (como el IQ o indicador de inteligencia), sino que nuestro cerebro se desarrolla a medida que practicamos, nos esforzamos y no desistimos ante resultados adversos. Está demostrado que la mentalidad de crecimiento tiene impacto académico positivo, favorece el aprendizaje de cosas nuevas y aprender del error[11].

Educadores STEM

El campo de educación STEM requiere de una formación de los educadores en abordajes sofisticados. Además, estos deben tener capacidad de autoevaluarse, de replantearse estrategias, y construir red con otros educadores, para aprender de la experiencia de los demás.

Los educadores STEM pueden tener perfiles muy diversos. Pueden provenir de disciplinas STEM (científicas, ingenieros, tecnólogos, matemáticos) y quieran aprender de desarrollo humano. También los educadores formales y no formales, padres o tutores, pueden ser educadores STEM. Para esto deben tener afinidad con las disciplinas STEM, y encontrar en su práctica algo que conecte consigo mismo y su pasión por aprender y enseñar.

La integración de la educación STEM en el proceso educativo

Para que la educación STEM, vista como el vector principal de desarrollo de habilidades del Siglo XXI, se haga extensiva a todos los niños y niñas, debe entrar a la escuela y a los espacios no formales. Y para que esto ocurra debe darse un proceso de cambio organizacional y de desarrollo humano. Por ejemplo, seleccionar personas que tengan perfiles de educadores STEM. También apoyarlos con formación, materiales adecuados, seguimientos y evaluaciones que den cuenta de los resultados del proceso. Si bien hablaré de esto en otra nota, quiero dejar el tema planteado.

Educación STEM con foco en ciudadanía del siglo XXI.

Desde XSTEM consideramos que la educación STEM es un camino para la inclusión económica, de género y la formación de una ciudadanía responsable a través del desarrollo de habilidades del SXXI, en un contexto de cambio como el que presenta la 4ta revolución industrial. Por eso creemos que la educación STEM tiene que llegar a todos y todas, e incluir a los sistemas educativos formales, no formales y también a las familias. Por la complejidad que tienen los abordajes STEM y sus contenidos, se requiere para lograr esto de esfuerzo compartido por los gobiernos, el ámbito privado, ONG y fundaciones, y especialistas en educación STEM de todo el mundo. También desde cada país es necesario pensar una estrategia conjunta y a largo plazo, dado que para lograr un cambio profundo en educación se requiere de bastante más que un período eleccionario.


[1] En especial a partir de los 90, motorizados por la National Science Foundation de Estados Unidos. https://www.nsf.gov/

[2] Moore. J Tamara et al. Stem Integration, a Synthesis of conceptual framework and definitions. Handbook of Research on STEM education. NY, USA, 2020.

[3] Mohr Margaret J. Moving toward an Equity based approach for STEM Literacy. Handbook of research on STEM education. NY, USA, 2020

[4] Markham, Tom. How to Reinvent Project Based Learning to Be More Meaningful, 2014. https://www.kqed.org/mindshift/34618/moving-towards-inquiry-how-to-reinvent-project-based-learning

Aprendizaje basado en retos. Edu Trends. Observatorio de innovación educativa. Tecnológico de Monterrey. Nuevo León, 2016

[5] S. Selcen Guzey et al. integrated STEM pedagogies and student learning. In Handbook or research on STEM Education, NY, USA, 2020

[6] https://www.clayss.org.ar/ tiene muchisima informacion relevante, como referentes en Latinoamérica del tema.

[7] World Economic Forum. New Vision for Education:  Fostering Social and Emotional Learning through Technology, 2016. http://www3.weforum.org/docs/WEF_New_Vision_for_Education.pdf

[8] https://www.oecd.org/pisa/

[9] https://www.pearinc.org/clover-model Para más referencia se puede leer este modelo que apunta a la integración de las distintas dimensiones importantes en el desarrollo, con los aspectos físico, socioemocional, cognitivo y social.

[10] Dweck, Carol S Mindset. Changing the way you think to fulfil your potential. UK, 2017 Nota complementaria; https://www.mindsetworks.com/science/

[11] Muy buen desarrollo en El poder de fe, mindset y éxito | Eduardo Briceno | TEDxManhattanBeach https://www.youtube.com/watch?v=pN34FNbOKXc

[12]Melina Furman en él Coloquio de IDEA: https://www.consumerperiodismo.com.ar/2020/10/56-coloquio-idea-educacion-nuevos-y-viejos-desafios-para-el-pais-que-queremos-melina-furman